Paisajes de Lleida

Al noreste de la península ibérica se halla una tierra con siglos de tradición. Se llama Lleida, un rincón repleto de arte, belleza y magia. En esta provincia puedes conocer espectaculares lugares a través de rutas por sus pueblos medievales, visitas a sus parques naturales o incluso puedes visitar su arquitectura religiosa gracias a su gran cantidad de iglesias románicas.

Sus bonitos paisajes, sus escondidos pueblos y sus salvajes playas hacen que se convierta en el destino ideal para dormir unos días en Lleida y disfrutar así de todos sus encantos.

Lleida capital

Aquí, el visitante podrá visitar numerosos edificios de distintas épocas y estilos. Estos van desde el románico más primitivo, hasta llegar al estilo más moderno. Desde la iglesia románica de San Martín o el Castillo Templario de Gardeny, del siglo XII, hasta inmuebles muy modernistas. Todos tienen cabida en esta multicultural villa.

Si unimos sus calles vanguardistas y sus grandes zonas verdes y parques urbanos, con la amabilidad y cercanía de sus habitantes, Lleida se convierte en un territorio especial para todos aquellos que deciden hacer una visita. Uno de los mayores placeres y que es obligatorio realizar, es disfrutar del vino de la zona acompañado de caracoles cocinados de manera tradicional.

Si lo que te gusta es disfrutar de las vistas, una buena manera puede ser sentándote en una de sus plazoletas y ver caer la noche o también puedes disfrutar de ellas en cualquiera de las terrazas. En nuestro hotel de Lleida que está en el centro de la ciudad, tenemos de una de las terrazas que te hará sentir como en casa

El Valle del Boí y su arquitectura románica

El Valle del Boí hace referencia a un conjunto de 9 iglesias de estilo románico. Los amantes de la arquitectura religiosa románica se sentirán privilegiados visitando los frescos de cada una de ellas. Estos están conservados en museos y sustituidos por réplicas dignamente delineadas.

Este paraje alberga lagos y ríos en los que practicar deportes acuáticos o disfrutar de un día tranquilo es una tarea muy sencilla. Es un territorio extenso que abarca gran parte de los espacios verdes de la comunidad.

Además, hay varios picos de más de 3.000 metros de altura, perfectos para los aventureros.

La ruta del aceite de Les Garrigues

En esta ruta hay dos lugares que tenéis que conocer. La primera parada es el Parque Temático del Aceite inaugurado en 1988 y donde es posible aprender todo lo relacionado con la historia y proceso de elaboración del aceite. En este lugar también puedes conocer olivos centenarios y la presa de aceite más grande del mundo.

Y el segundo lugar que tenéis que visitar es la cooperativa de aceite de Vinaixa, con el fin de aprender todo sobre el proceso de elaboración del aceite que se realiza en la actualidad. En esta zona, se elabora uno de los aceites de oliva virgen extra más conocidos y prestigiosos de toda España.

El Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici

El Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici es un paisaje natural con gran belleza. Se trata del único parque nacional de Cataluña, y está situado en la parte central de los Pirineos.

Abarca gran parte del Valle del Boí y se compone de dos áreas muy diferenciadas. La parte oriental está bañada por el lago de San Mauricio, mientras que la occidental presenta un clima montañés. Esta segunda es de mayor espacio, por lo que se le considera un parque de alta montaña. Este parque es ideal si lo que te gusta es el esquí, la escalada, el senderismo o montar en bicicleta.