pirineo catalan

El Pirineo catalán es una de las excursiones que más se llevan a cabo a lo largo del año. Tanto asociaciones como grupos de amigos o familiares se reúnen en una época del año para disfrutar de su naturaleza. Una mochila en la espalda, agua y comida, son los requisitos imprescindibles para embarcarse en esta aventura rodeada de verde y parques naturales. Son muchos los que deciden dormir en algunos hoteles como nuestro hotel situado en Lleida o nuestro apartamento en pleno centro de Lérida.

El Pirineo Catalán también cuenta con impresionantes e históricas iglesias, castillos, puentes y demás variedades patrimoniales. Por eso, hoy os queremos dejar una serie de paradas que tenéis que hacer cuando hagáis esta excursión 100% recomendable.

Sin duda alguna, el ocio y el deporte es uno de los puntos más fuertes de los Pirineos catalanes. En invierno se practica el esquí ya que tiene en su disposición diversas estaciones consideradas como las mejores de Europa. Pero a continuación os acercamos lugares imprescindibles de ver en el Pirineo Catalán:

Mirador de la Cerdanya

La Baixa Cerdanya es un lugar con impresionantes vistas ya que se encuentra rodeada de increíbles montañas verdes con animales que se hallan en libertad. Tiene un cierto parecido a los valles de Suiza. Se encuentra en Lleida por lo que, si necesitáis descansar, nuestro Hotel Real Lleida es perfecto para reponer fuerzas y seguir con estas increíbles paradas.

Congost de Mont-Rebei

También se halla en Lérida, en la localidad de La Noquera. Es uno de los grandes tesoros de Cataluña por lo que las rutas son espectaculares y dejan sin aliento a más de uno. Hablamos de un estrecho desfiladero por el que transcurre el río Noguera Ribargorçana provocando éste la división de la Sierra del Montsec.

Puente de Besalú

Se encuentra en La Garrotxa, Girona y es de gran interés debido al precioso pueblo medieval donde se encuentra. Hablamos de un puente románico que cruza concretamente el río Fluvià. Este puente está considerado como bien de interés cultural y destaca por sus 7 desigualados arcos y su forma angular.

Fageda d’en Jordá

Comparte localización con el Puente de Besalú pero este podrás encontrarlo en el Parque Natural de Santa Pau, un bosque que crece dentro de la conocida zona volcánica de Cataluña. Es apto para todas las edades por lo que es frecuente ver a grupos de familiares disfrutando de un día agradable entre los árboles.

Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici

Este parque nacional cuenta con un impresionante lago de Sant Mauricio. Es uno único parque nacional de Cataluña. Tiene multitud de rutas para que se pueda visitar de diversas formas y así, poder disfrutar de sus cumbres de más de 3.000 metros de altura, barrancos o cascadas. Se trata de un espacio natural totalmente protegido que conserva toda su esencia.

Pedraforca

Es una de las montañas más emblemáticas de Catalunya y se halla e la Sierra del Cadí, dentro del Parquie Natural Cadí-Moixeró. Es un destino muy frecuentado por escaladores y senderistas. Esto no quiere decir que sólo sea apto para personas físicamente preparadas, ya que también incluyen rutas aptas para toda la familia.

Valle de Núria

Está a 2.00 metros de altura y lo podrás encontrar en la localidad de Ripollés, Girona. En verano está muy frecuentado por gente de todas las edades ya que cuentan con múltiples actividades de aventura como piraguas, canoas, esquí acuático, etc.

Artiga de Lin y Uelhs deth Joeu

Es famoso porque para la mayoría de los visitantes es considerado como el espacio más bonito del Valle de Arán. Se encuentra a 1.203 metros de altitud y está formado por bosques frondosos repletos de agua. Además, cabe destacar la gran cascada conocido como Los Ojos del Diablo cuyo nacimiento yace a partir del glaciar del Aneto.

Estas zonas son imprescindibles y no puedes ir al Pirineo Catalán sin haber hecho parada en alguna de ellas. ¡Estás a tiempo de embarcarte en una aventura pirinaica!