Hotel Real Lleida

TELÉFONO HOTEL: (+34) 973 23 94 05 HAZTE MIEMBRO

RESERVA en nuestros hoteles y obtén un 25% de descuento!

¿Cuál es el origen de L’Aplec del Caragol?

El fin de semana pasado, del 24 al 26 de mayo, se celebró en Lleida la popular fiesta. El evento se llevó a cabo en los Campos Elíseos y cerraba su 43ª edición con la participación de 119 grupos, 15.000 peñistas y unos 200.000 visitantes. Pero, ¿cuál es el origen de esta festividad tan peculiar y por qué se celebra de manera tan apasionada en Lleida? Para entenderlo, es necesario remontarnos a la historia y conocer las raíces de esta tradición que ha perdurado a lo largo de los años. Para empezar, es importante destacar que el término “aplec” proviene del catalán y se refiere a una reunión o encuentro festivo, religioso o social. Por lo tanto, L’Aplec del Caragol es un encuentro de carácter gastronómico que se realiza en honor al caracol, considerado un manjar en la región. Todo comenzó en el año 1980, cuando la Asociación Cultural Esplai Xuriguera decidió organizar una comida popular en la que el plato principal fuera el caracol. Esto se debía a que este animal era muy común en la región y su consumo era ampliamente practicado. El éxito de esta primera comida fue tal, que al año siguiente decidieron repetir la experiencia pero esta vez en un lugar más amplio, en el polideportivo del barrio de La Bordeta. Además, se amplió el programa de actividades incluyendo concursos, juegos y actividades para los más pequeños. Con el paso de los años, la fiesta se fue consolidando y ganando popularidad entre los ciudadanos de Lleida y de otras regiones de España. En la década de los 90, se incorporaron nuevas atracciones como conciertos de música, casetas de comida y bebida, y un desfile de carrozas que recorren las calles de la ciudad. En la actualidad, L’Aplec del Caragol es considerada una de las fiestas más importantes de Cataluña y ha ganado reconocimiento a nivel nacional e incluso internacional. Cada año, la ciudad recibe una gran cantidad de turistas que vienen a disfrutar de este evento tan único y especial. ¿Qué tiene de especial esta festividad que la hace tan atractiva? Además del ambiente festivo y la riqueza cultural, sin duda lo que más destaca es la gastronomía típica de la región. Como ya hemos mencionado, el caracol es el protagonista de esta fiesta y se prepara de diversas maneras: a la llauna (a la plancha), a la cassola (cocido) o a la brasa. Sin embargo, no solo de caracoles vive la fiesta. La gastronomía catalana es muy variada y en L’Aplec del Caragol se pueden degustar otros platos típicos como la escalivada (verduras asadas), el pa amb tomàquet (pan con tomate), la crema catalana (postre) y, por supuesto, el vino de la región que marida a la perfección con todos estos sabores. Pero la fiesta L’Aplec del Caragol no es solo comida, también es música y diversión. Durante tres días, la ciudad se llena de conciertos y espectáculos callejeros en los que se puede disfrutar de grupos de música locales, así como de artistas nacionales e internacionales. Además, no podemos olvidar la importancia del desfile de carrozas que este año ha atraído a unas 200.000 personas. En este desfile, las comparsas de personas vestidas con trajes típicos de la región recorren las calles de la ciudad mientras reparten caracoles a los asistentes. En definitiva, la fiesta L’Aplec del Caragol es una tradición arraigada en la gastronomía y la cultura de la región de Lleida en Cataluña. Un evento único que atrae a miles de personas cada año y que se ha convertido en uno de los principales motores turísticos de la ciudad. ¡No te pierdas L’Aplec del Caragol el año que viene!

¿Dónde hacer barranquismo en Lleida?

Si estás planeando tu próxima escapada de turismo activo en Lleida, te invitamos a conocer los mejores lugares para hacer barranquismo en la zona. Estamos seguros de que tu estancia en el Hotel Real Lleida será inolvidable y te permitirá descubrir la belleza natural de este destino.   Uno de los lugares más populares para hacer barranquismo en Lleida es el Parque Natural del Alto Pirineo. Este parque se encuentra en la zona norte de la provincia y cuenta con numerosos barrancos de diferentes niveles de dificultad, perfectos para principiantes y expertos. Algunos de los barrancos más destacados son el del Forat Negre, donde podrás disfrutar de impresionantes toboganes naturales; el de Gorgues de Cuanega, con impresionantes cascadas; y el del Bony de la Pertusa, ideal para los más aventureros.   Si prefieres un entorno más rural, te recomendamos visitar la Sierra del Montsec, situada en el suroeste de Lleida. Esta zona montañosa cuenta con increíbles paisajes y una gran diversidad de barrancos para explorar, como el del Fenollet, recomendado para aquellos con poca experiencia en el barranquismo; y el de la Riera de Vallfornès, ideal para los más experimentados.   Otra opción interesante es el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, ubicado en el Pirineo catalán. Este parque destaca por sus espectaculares paisajes y su biodiversidad, y es famoso por sus barrancos, como el del Forat de Bonaigua, con increíbles cascadas y toboganes naturales, y el de Noi del Pallars, perfecto para aquellos que buscan un reto más exigente.   Para los amantes del barranquismo técnico, recomendamos el barranco de Boixols, situado en la comarca de Pallars Sobirà. Este barranco se caracteriza por sus impresionantes paredes y cascadas, lo que lo convierte en un lugar perfecto para poner a prueba tus habilidades y disfrutar de emocionantes descensos.   Otro lugar que no puedes dejar de visitar es el Parque Natural de la Sierra de Guara, situado en la provincia de Huesca, muy cerca de Lleida. Esta reserva natural es conocida por sus impresionantes formaciones rocosas y sus barrancos, como el de Mascún, uno de los más famosos de Europa. Está considerado como un barranco de nivel avanzado y ofrece un verdadero desafío para los amantes del deporte de aventura.   Una vez que hayas elegido el lugar donde quieres hacer barranquismo, es fundamental que tengas en cuenta algunos aspectos importantes para disfrutar de esta actividad de forma segura. En primer lugar, es imprescindible contar con un guía experimentado y utilizar el equipo adecuado, que incluye casco, arnés, neopreno y calzado específico. Además, es importante revisar las condiciones meteorológicas antes de iniciar la actividad y estar atento a posibles cambios en la naturaleza.   Por último, es importante tener en cuenta que, aunque el barranquismo es una actividad emocionante y divertida, también implica un riesgo. Por ello, es fundamental seguir las instrucciones del guía y ser conscientes de nuestras capacidades físicas y habilidades antes de iniciar cualquier descenso.   En definitiva, Lleida es un destino perfecto para los amantes del barranquismo, ya que ofrece una amplia variedad de opciones para todos los niveles de experiencia. Desde el Parque Nacional del Alto Pirineo hasta la Sierra de Guara, pasando por la Sierra del Montsec y el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici, la diversión y la aventura están garantizadas en esta zona de España.